Dios misericordioso y bondadoso,

te damos gracias por este tiempo de Cuaresma

en el que nos invitas a la reflexión y la penitencia.

Gracias por tu gracia que nos sostiene

y por tu amor que nos redime.

En este período de preparación,

abrimos nuestros corazones a tu presencia

y buscamos renovar nuestra relación contigo.

Que cada día de este tiempo sagrado

sea una oportunidad para crecer en fe y humildad.

Ayúdanos, Señor, a reconocer nuestros errores

y a convertirnos con sinceridad de corazón.

Que nuestras acciones reflejen tu amor

y nuestra vida sea un testimonio de tu gracia.

Te pedimos, Dios nuestro, que nos fortalezcas

para resistir las tentaciones y seguir tus enseñanzas.

Que al final de este viaje de Cuaresma,

podamos celebrar con alegría la resurrección de tu Hijo,

nuestra esperanza y salvación.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

Puedes escuchar esta oración aquí