Los 7 Arcángeles de Dios

Los 7 arcángeles son considerados por muchas religiones y culturas como seres divinos que actúan como mensajeros y protectores de la humanidad.

Cada uno de ellos tiene una función específica y se les invoca para diferentes propósitos.

En este artículo, exploraremos a los 7 arcángeles y sus roles en la espiritualidad.

En la tradición cristiana, se reconocen tres arcángeles principales: Miguel, Gabriel y Rafael. Estos tres nombres son mencionados en la Biblia y son venerados por varias religiones, incluyendo el cristianismo, el judaísmo y el islam.

Además de estos tres arcángeles principales, hay algunos otros nombres de ángeles que a veces se identifican como arcángeles en la tradición cristiana, aunque esto no está universalmente aceptado.

Algunos de estos nombres incluyen Uriel, Chamuel, Jofiel, Zadquiel y Raziel, entre otros. Sin embargo, como mencioné antes, su consideración como arcángeles varía según las diferentes tradiciones religiosas y culturales.

  1. Arcángel Miguel: Es considerado el líder de los arcángeles y su nombre significa “quién como Dios”. Se le invoca para protección y ayuda en situaciones difíciles. Se representa con una espada y un escudo, lo que simboliza su papel como protector.
  2. Arcángel Rafael: Es conocido como el sanador divino y su nombre significa “Dios ha curado”. Se le invoca para sanar enfermedades y problemas de salud, tanto físicos como emocionales. Se representa con un bastón y una botella de ungüento, lo que simboliza su papel como sanador.
  3. Arcángel Gabriel: Es conocido como el mensajero divino y su nombre significa “Dios es mi fuerza”. Se le invoca para recibir mensajes divinos y ayuda en situaciones que requieren comunicación y claridad. Se representa con una trompeta, lo que simboliza su papel como mensajero.
  4. Arcángel Uriel: Su nombre significa “Dios es mi luz” y es conocido como el arcángel de la iluminación y la sabiduría. Se le invoca para recibir inspiración y ayuda en la toma de decisiones importantes. Se representa con una antorcha, lo que simboliza su papel como portador de luz.
  5. Arcángel Jofiel: Es conocido como el arcángel de la belleza y su nombre significa “Dios es mi belleza”. Se le invoca para encontrar la belleza en la vida y en uno mismo, y para obtener claridad en situaciones confusas. Se representa con una espada flamígera, lo que simboliza su papel como defensor de la verdad.
  6. Arcángel Zadquiel: Es conocido como el arcángel de la misericordia y su nombre significa “justicia de Dios”. Se le invoca para recibir perdón y para perdonar a otros, y para encontrar la paz en situaciones conflictivas. Se representa con un libro, lo que simboliza su papel como recordador de la verdad divina.
  7. Arcángel Chamuel: Su nombre significa “quien ve a Dios” y es conocido como el arcángel del amor y las relaciones. Se le invoca para encontrar amor y armonía en las relaciones, tanto con uno mismo como con los demás. Se representa con una llama rosa, lo que simboliza su papel como portador del amor divino.

Estos 7 Arcángeles son nombrados en la Biblia en algunas referencias como:

“Estos siete son los ojos de Yahvéh, que recorren toda la tierra.” (Zacarías 4:10b).

Es decir, este simbolismo indica que Dios utiliza a esos siete espíritus para enviarlos como “su penetrante visión” (Baruc 6:6; Esdras 5:5).

“Los ojos de Yahvé están discurriendo por toda la Tierra…” (2.º Crónicas 16:9).

“Sus ojos… como antorchas (lámparas).” (Daniel 10:6).

“En aquel tiempo yo escudriñaré con lámparas (antorchas) a Jerusalén y pediré cuenta a los hombres.” (Sofonías 1:12).

“Son los siete ojos de Yahvé (Zac. 4:10b), y por lo tanto, de Cristo.” (Ap. 5:6).

Esos siete ángeles con dominio o “arcángeles” quedan entonces simbolizados con lámparas, delante del trono de Dios, y son utilizados como “la penetrante visión” del Creador.

Los 7 arcángeles son seres divinos que se invocan para diferentes propósitos. Cada uno de ellos tiene una función específica y simboliza diferentes aspectos de la vida.

Si necesitas protección, sanación, claridad, inspiración, belleza, perdón o amor, puedes invocar a uno de los arcángeles y confiar en su ayuda divina.